Star Wars Universo Expandido III: El Cortejo de la Princesa Leia

star-wars3_opt

Hace ya tiempo que publiqué la anterior entrada del Universo Expandido Star Wars, hablando de la novela La Tregua de Bakura, pero como sabéis, entre el verano y el concurso de Amazon en el que participa mi novela de ciencia-ficción Dentro de Mí: Emmo, he andado un poco liado.

Pues bien, siguiendo la cronología de la historia, hoy vamos a ver otra novela, que a mí me encantó (y de hecho me la he leído dos veces), se trata de El cortejo de la Princesa Leia, de Dave Wolverton, que salió publicada en mayo de 1994.

El Cortejo de la Princesa Leia

La verdad es que, siendo sinceros, la portada no llama mucho la atención. Una Leia en grande vestida de novia parece que nos avisa de que vamos a encontrarnos un pastelón de historia. Pues todo lo contrario, ya que vamos a encontrarnos con una Señora Aventura (sí, sí, con mayúsculas).

Esta historia transcurre 2 años después de la muerte de Darth Vader, el Emperador y todos sus secuaces que estaban en la estrella de la muerte.

El Imperio se ha extinguido y toda la galaxia está patas para arriba, pero todavía hay zonas poderosas que siguen siendo fieles a los ideales del antiguo imperio. Es cierto que la Alianza Rebelde ha crecido y se ha expandido, pero sigue siendo frágil.

Por eso, la princesa Leia, en su calidad de embajadora y diplomática, busca la ayuda de un grupo de planetas muy avanzados tecnológicamente y gobernados por la Reina Madre, que por cierto a mí me recuerda un poco a la madrastra de Blancanieves, para que veais cómo se las gasta.

Sin embargo, para que estos planetas entren a formar parte de la Alianza Rebelde y la apoyen económicamente, hay un pequeñísimo problema, y es que Leia debe casarse con el principe Isolder, el guapo y espabilado hijo de la Reina Madre.

Como os podéis imaginar, a Han Solo no le hace ninguna gracia. Así que, ¿sabéis qué hace? ¿Hablar con Leia para convencerla de que no se case? ¿Usar sus dotes diplomáticas para convencer al príncipe Isolder de que desista? ¡Qué va! Secuestra a Leia con el fin de que se vuelva a enamorar de él y se pira con Chewaca a bordo del Halcón Milenario con un par de narices, rumbo a un planeta muy atrasado y desconocido que Han ha ganado en una partida de Sabacc, un famoso juego de cartas. (Por cierto, fue en este juego en el que Han le ganó años atrás el Halcón Milenario a Lando Calrissian).

Obviamente este suceso genera un lío de padre y muy señor mío, y Luke y el príncipe Isolder irán en su busca con nuestros queridos R2-D2 y C3PO, en un intento de que la Reina Madre no se cabreé y se líe parda.

Pues bien, en este planeta empieza lo bueno, ya que se trata de un mundo muy atrasado en el que la gente vive en pequeños poblados cuyas casas están hechas de poco más de barro. De hecho, sus habitantes no pueden abandonarlo porque no disponen de naves espaciales.

En este peculiar planeta, Datomir, las mujeres son los que mandan en la tribu y, además, tienen una pequeña peculiaridad, y es que pueden usar de una forma bastante burda la fuerza, entonando una especie de cánticos, como si fueran brujas.

Vamos, que Luke y compañía se encuentran en un planeta lleno de mujeres guerreras que encima usan la fuerza.

xena.jpg

¿Os imagináis una tipa como esta pero que además use la Fuerza? Pues en la novela hay a patadas. ¿Quién quiere ir?

Por supuesto, donde hay Fuerza, también hay Lado Oscuro, por lo que también vamos a tener a una banda de brujas que van a dar problemas a nuestros protagonistas, ya que quieren escapar del planeta para poder campar a sus anchas por la galaxia y hacer el mal. Por eso intentarán conseguir una de las naves de nuestros amigos, y para ello harán lo que haga falta.

En resumen:

A mí el libro me encantó, tanto la ambientación (genial la cultura de las gentes del planeta, la forma de vivir, etc.) como los personajes. Hay momentos muy tensos, Luke y Han reciben palos hasta en el carnet de conducir astronaves y tenemos también mucha acción.

Además, como detalle que me gustó mucho y que no revela nada de la historia, decir que, a mitad del libro, nos encontramos con que el maestro Yoda estuvo allí años atrás, y de hecho allí encuentran una pequeña joya: una biblioteca de conocimientos jedi dentro de los restos de una nave.

No os voy a decir si al final Leia se casa con Isolder o no (por cierto, a este tipo le cogí mucho cariño), pero ya os lo podéis imaginar.

VALORACION 5

 

Suscríbete

Recibirás gratis el ebook Los Años Oscuros, versión extendida, además de relatos y adelantos gratuitos de mis novelas, y te informaré cuando publique una nueva novela.

ScreenHunter_14 Oct. 12 11.19

Esta entrada fue publicada en Blog, Star Wars y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.