Cómo nació Universo Luminion y cómo empecé a escribir (parte 3)

COMO NACIO UL 3_opt

 

Hoy os traigo la última entrada sobre mis inicios en la escritura. Es curioso escribir sobre cómo empecé a escribir, justo ahora que acabo de terminar mi novena novela, una historia de pura ciencia-ficción de la que estoy superorgulloso y satisfecho (mientras mis lectores beta no me echen abajo con sus comentarios mi impresión, claro).

En las anteriores hemos hablado de C.S. Lewis, Adolf Huxley y Geroge Orwell y realmente leer estas novelas en un periodo de tiempo fue lo que hizo que un día, de repente, me levantara y dijera “¿Y si yo escribiera una novela?”.

Por supuesto, mi segundo pensamiento fue: “Menuda chorrada, yo nunca he escrito nada“. Por aquel entonces tenía 25 años y yo siempre he sido de ciencias, por algo estudié Ingeniera Química, así que jamás había escrito nada, quitando de cuando tocaba hacer una redacción para el colegio o el instituto sobre algo.

¿Y qué fue que me animara a intentarlo? Que, de repente y salido de la nada, me vino a la mente, como un fogonazo, un fragmento de una historia. Para los que habéis leído las novelas, lo primero que apareció en mi mente fue el santuario de Lidsia.

Por eso, cuando llegué a  La Reina de Luminion, que contiene esa parte de la historia, hace poco más de un año, ya con cuatro novelas del Universo Luminion publicadas, tuve un breve momento de reflexión y me planteé seriamente cambiar esa parte de la novela, lo que significaba cambiar lo que era Lidsia por algo que, digamos, gustara más a todos mis futuros lectores, algo más… no sé cómo explicarlo… La cuestión es que me dije: “vamos a ver, si no hubiera sido por esa idea inicial jamás habría escrito el libro, a mí me parece bien, ¿no? Pues ya está, y si a alguien no le gusta, pues lo siento mucho.

(Por cierto, si queréis saber cómo sonaría el momento en el que nuestros héroes contemplan la figura de Lidsia en una película, no os perdáis esta maravillosa pieza instrumental de Lucca Turilli, Zaephyr Skie’s Theme, que suena aquí.

En ese sentido, como veréis, opino 100% como Stephen King, porque creo que es él el que dice que “hay que escribir para uno mismo“, y eso he hecho siempre, aunque, por supuesto, al escribir tienes en cuenta a los lectores; es decir, intento no hacer trozos aburridos, crear suspense, emoción, etc., pero no pienso en qué poner para que mi novela sea bestseller.

Así, con unas poquísimas ideas en la cabeza, empecé a escribir y, para mi sorpresa, me encontré con que las palabras fluían con facilidad. Obviamente pensaba que lo que estaba escribiendo era una maravilla, cuando era una “patata”, pero eso es lo que les pasa a todos cuando empiezan. Por suerte, he conocido a gente que me ha dicho siempre la verdad con afán constructivo y me ha hecho aprender mucho.

Stephen King también dice que hay que leer mucho para ser escritor, y que él no para de leer nunca, y de hecho los libros que lee en un momento dado afectan a lo que está escribiendo entonces, por lo que es fundamental leer. También ver películas y series da ideas; bueno, se pueden sacar ideas de cualquier sitio, la verdad, si uno tiene la mente despierta.

Así que os comento algunas cosas que me dieron ideas.

  • La película La Joven del Agua: la estaba viendo en el tren de vuelta a casa después de pasar el fin de semana en Barcelona viendo la que entonces era mi novia (y mi mujer hasta que la muerte nos separe) Anna. Pues me impactó eso de que hubiera personas que tuvieran ciertos roles pero que no lo supieran, y en la película había que descubrir quiénes eran porque era algo importante, pues de ahí me vino la idea de que a Gabriel, el protagonista, le acompañaran una serie de personas que había que encontrar y que tenían habilidades especiales.
  • La saga La Torre Oscura, de Stephen King: no me sugirió nada concreto, pero estoy seguro de que me ayudo en algunos puntos, como en todo lo relacionado con la ciudad de Atalaya, que sale en El Despertar de Aenón.
  • La Trilogía de Trajano, de Santiago Posteguillo: gracias a ella nació en mi mente el colosal sitio de la ciudad xniu de Masinacta, que aparece en La Reina de Luminion, Si uno se ha leído las novelas de Posteguillo dirá: “¿y qué tienen que ver sus novelas con las tuyas?” y es cierto, nada, pero me dio ideas.

Sé que me dejo más novelas y películas en el tintero, pero esto es lo principal.

La novela que he acabado ahora, y que se llamará seguramente Entre la Neblina del Tiempo, nació de un sueño que tuve una noche, pero de eso ya hablaremos más adelante.

 

 

Suscríbete

Recibirás gratis el ebook Los Años Oscuros, versión extendida, además de relatos y adelantos gratuitos de mis novelas, y te informaré cuando publique una nueva novela.

ScreenHunter_14 Oct. 12 11.19

Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *